7 jun. 2010

Hacerse el Sueco


Ayer me hice el sueco.


Empecemos por el principio: Hace una semana me llamó J.J. de Teatro Indigesto http://teatroindigesto.blogspot.com/ para preguntarme si podía hacer un bolo en el Ikea de Puerto Venecia, acepté y antesdeayer lo hice.


La cosa era muy sencilla: Representar, junto con Belén, que eramos un recién estrenado matrimonio, ella me regalaba por mi cumpleaños un lavavajillas y con esa excusa argumental hablábamos sobre "sostenibilidad medioambiental".


Los dos primeros pases no funcionaron, la gente no se acercaba al stand/cocina, (demasiados estímulos, objetos y muebles curiosos, hablamos de Ikea), así que decidimos salir al asalto de quienes pasaban y yo me hice pasar por su novio sueco.


Me lo pasé pipa.


Y se cobraba bién, ojalá todos los "Lo que hay que hacer" fueran como este...


Ademas creo que como experiencia para prepararme para el Metro de Madrid me vendrá francamente bién.


P.D.: ¿Habeis visto alguna vez las oficinas de Ikea? Son una saturación abusiva de mensajes de buen rollito y productividad: "comprométete", "sé solidario", "Ayuda a tus compañeros", "hoy no pierdas la sonrisa"...espeluznante...aunque por supuesto es mucho mas aterrador entrar en el mohoso almacén de bebidas del bar en el que trabajas y tener otros "mensajes" de tu jefe: "Trae mas cajas de coca-cola","mueve el culo", "los cafés no se hacen solos", "¿Para qué tienes manos?"...


No debo olvidar por qué no quiero volver a trabajar en hostelería...

2 comentarios:

  1. Cariño, deja eso. Eres un desastre...
    Yo no entender desastra son los tornados, tsunamis...Yo no soy un desastra....

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA, me encantas, ya no me acordaba de eso, dije tal cantidad de barbaridades...

    ResponderEliminar