16 mar. 2011

El agridulce sabor del Cello




Hoy ha tocado mañana de cartelería.

Es curioso porque cuando llevas ya 40 veces hecho el movimiento, saca cello-muerde cello-rompe cello-pega cello, entras (o al menos yo entro) en una especie de trance hipnótico en el que la mente divaga hacia cosas insospechadas, y así, entre el último cartel que he pegado en la facultad de filosofía y letras y el primero de la escuela de teatro, mi hiperactiva imaginación me ha vomitado en la consciencia una nueva idea para otro espectáculo, es apenas un cigoto, asi que solo diré una unicelular palabra: PIRATA.

El que diga que los artistas nos pegamos la vida tocándonos el higo, habría que explicarle la diferencia entre muchos "artistas" de la farándula televisiva y los machacas del teatro a pie de calle:

Desde que pares una idea es un cúmulo de tareas las que tienes que desempeñar que pasan por meditar la idea, escribirla, reescribirla, memorizar el texto, interpretarlo, ensayarlo (para lo cual, previamente, has tenido que buscar un local de ensayo) Comprar el material necesario, o fabricarlo en el peor de los casos, pintar, coser, cortar, buscar las músicas adecuadas, grabar efectos especiales de audio si se requiere, sacar fotos, preparar un dossier, ir de puerta en puerta, de correo en correo, llamando para ver donde puedes hacer tu espectáculo, diseño de cartelería y flyers, de publicidad en internet, envios masivos de mails e invitaciones, repartir flyers, pegar los carteles y ya, si eso, al final de todo el proceso: ACTUAR y en el mejor de los casos, cobrar una cantidad de dinero que cubique por tanto trabajo y que no tengas que esperar cuatro meses a que una torpe comisión de festejos del ayuntamiento de Valdepijotera se acuerden de lo que te deben.

Pero bueno, hay que hacerlo, y oye: Sarna con gusto no pica.

Me voy a pegar mas carteles.

P.D.: Os dejo el enlace del programa "de película" de Rne en el que una amiga me hizo una bonita promoción a bombo y platillo, minuto "menos 22' 14'' ¡Gracias Ana!

Nos vemos este viernes en gromeló. Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario