3 feb. 2011

META - CORTO

Hola lectores: Muchísimo que contar, empecemos por lo primero.

El jueves pasado parí nuevo espectáculo, bajo la presión de tener que escribirlo y ensayarlo en tres días. La verdad es que mi nivel de estres llegó a límites que no había sentido desde el estreno de mi primer Actrón, pero al final, como "The show must go on" llegué, como pude, a la meta y una vez en el escenario, de ese modo místico que solo el teatro sabe, canalicé la energía, me concentré, me "relajé", y lo demas fueron risas y felicitaciones por un espectáculo al que, no nos engañemos, le falta mucho camino por recorrer.

Pero ya existe: "THE AMAZING METROMAN", y la próxima vez que lo interprete, os avisaré a todos con la suficiente antelación.

Y ahora, al ajo:



Éste finde pasado fué el rodaje de META-CORTO mi primer cortometraje como guionista, director (co-director, realmente) y actor. Una experiencia realmente estimulante.

Ya el viernes a la noche me costó dormir con los nervios del debut, y esque no es moco de pavo que mas de 13 personas dependan en un momento determinado de tus decisiones y tu buen criterio en una materia que no has tocado prácticamente en tu vida, mas si consideramos que todas esas persoans estan poniendo su tiempo, talento y energía en un proyecto personal por el que no van a ver un duro. Uff, mucha tensión.

Así que a la mañana siguiente me levanté a las seis y media para preparar café a todo el equipo, como Murphy manda, mientras estaba en el baño la cafetera se estropeó y cuando salí estaba todo el café por la encimera, viajando en cascada hacia el suelo y expandiéndose como una poco espesa mancha de crudo por la cocina.

Tras respirar profundamente y limpiarlo, Juan Padura, (co-director del proyecto, mi mano derecha, "mini-yo"), vino a recogernos a mi, a su novia, Carol, (making of), y al televisor que necesitábamos para el rodaje.

Primer contratiempo: Rubén (dueño y señor de la localización) no había dormido en casa, por visicitudes de la noche, y había que recoger las llaves en otro lugar antes. Llamada al equipo técnico para que esperaran tomando café en un bar.

Y en llegando al hogar, bueno, todo empezó a ir muy deprisa hasta el fin del rodaje 40 horas después, explicarlo todo detalladamente solo serviría para que me perdiese por las ramas y para que vosotros os cansaseis de leer (amen de que luego, cuando os veo en persona, no tengo nada que contaros si especifico mucho por aquí) asi que solo os diré que, a excepción de un pequeño contratiempo con unos filtros, otro con un elemento del atrezzo, y un tercero por mi frustración interpretativa, los tres salvados, todo fué como la seda: Rodamos en menor tiempo del previsto, el nivel de estress del equipo fue bajísimo, hubo buen ambiente de rodaje, todos estuvieron muy involucrados en el proyecto y, nos reímos muchísimo y el equipo de catering terminó de poner la guinda al pastel.

Lo que me lleva a la conclusión, basándome en esta primera experiencia detrás y delante de la cámara, de que me gusta mucho el mundo del audiovisual y ya ando tramando nuevas aventuras fílmicas.

Y como no podía terminar de otra forma éste post, quiero agradecer a todo el equipo detras de este cortometraje su trabajo y su actitud. Asi pues gracias a Juan, Ana, Miner, Carlos, David, Plaza, Cancan, Carol, Dani, Ballestar, Edu, Antonio, Rubén, Saul y a todos los que colaborarán de cualquier forma por la mejora y difusión de este pequeño sueño que está haciéndose realidad.

Ha sido Inmejorable.








Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario