3 dic. 2010

Riendas


Estoy de buen humor, parece que le voy pillando la riendas al caballo desbocado de mi vida en Madrid y tengo un montón de cosas que contar.

Empezaré por unos días de locura que tuve la semana pasada: Primero me levanté por la mañana temprano, descubriendo que no tenía nada para desayunar y tampoco un céntimo, me fuí a tomarme un café y un croisant en el lugar en el que suelo hacerlo, usando el viejo truco de "vaya, no me llega, pensaba que tenía mas ¿Aceptais tarjeta?¿No? Pues vengo mañana y os pago dos desayunos, venga, hasta luego". Acto seguido me dirigí al previemente concertado casting de... de... si, lo admito, del bochornoso programa "de buena ley". Total, que despues de tenerme un buen rato esperando y tras pedirme el D.N.I., nos pregunta al friki, a la guapa jovencita de cerebro rosa y a mi, si alguno tenía ficha de la productora, y, en un alarde de poca previsión, contesto que "No sé, a lo mejor yo, de cuando estuve haciendo el casting en Zaragoza" A lo que la gorda prepotente y antipática contesto en un menospreciativo tono: "Pero si ya lo hiciste alli¿Cómo lo va s a hacer aqui? Esque eso no se puede hacer" y yo, con cara de polígono asombrado solo se decir "Ah" cojo mi documento y me voy, frustrado por el madrugón, por la extraña circunstancia de que soy el único de los que conozco al que nunca van a coger en ese programa y, sobre todo, por los 300 euros que no ganaré. En fin.


Tampoco tengo mucho tiempo para lamentarme ya que tengo que volar hacia la puerta del sol (No sin antes haber mandado un par de mails mas de castings) para participar en un evento, terriblemente politizado, sobre el"dia internacional contra la violencia de género" en el que se reunierón la jet set de segundones de política, comandados por esperanza aguirre y precedidos por un actor y una actriz de "Física y química" que se hacían pasar por amigo de un maltratador y maltratada respectivamente ¿Mi función? Levantarme de entre el público al terminar su chorizo los fisiquiquimiecenses y decir una frase del rollo "Soy joven, y si vuelves a tocarla otra vez, te enfrentaras conmigo"pareciendo espontáneo (ja) todo ello aún mas desmerecido por el hecho de que de los compañeros "jóvenes", dos no dijeron su frase bien, otros dos las dijeron montadas en los aplausos y a unos tres no se les oia porque su voz era un susurro o inintengible. ¿A destacar positivamente? La simpática organizadora del evento, el grupo de música (lo siento, no recuerdo su nombre) de chavales muy majetes que tocaron al final del acto, y a los cuales (mi mas sincero pésame) dejaron en bolas encima del escenario sujetando un cartel cuando se acabo el evento, mirándose unos a otros como diciendo "Esto no lo va a despedir nadie ¿O qué?" y, también a destacar, sobre todo, el sobrecito con treinta euros que me dieron al final.
Ya sé que esta entrada es larga, aguanta, querido lector.

Esa misma tarde tenía otro casting para un piloto de una serie, en éste caso, el acertado papel que me dieron para interpretar fué, el de un gitano, adecadísimo para mis características físicas. Lo mas cojonudo es que se quedaron contentísimos con mi actuación, pero, claro, obviamente, no me cogieron.

Al dia siguiente aun tuve otro casting mas en el CES (Que es como el CPA de Madrid, que nos cojan confesados) donde , ante la estudiante de casting mas seca del desierto, tuve que hacer de comisario y de maltratador (que originalidad) detenido. Fiasco, también, no pasé la prueba.
Lo mejor de todo esque ha llegado el m omento en el que actuo tan poco, que, aunque sean los 5 minutos de casting, los disfruto muchísimo.

Y para ir terminando diré que éste pasado miércoles, en el costello late night show de The Sinflow, volví a hacer un pequeño cameo, esta vez, de rey retrasado mental. Muy divertido todo ello.

Como guinda del pastel de ésta extensa entrada os adjunto una fotografía que un fan se empeñó en hacerse conmigo en la fnac.



Promeo escribir pronto y menos.

Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario