30 abr. 2011

Superhéroes en Den Haag



Volví éste Martes pasado de los paises bajos.


Mi primera salida al extranjero, mi primer avión ¿Qué puedo decir? Quedé fascinado, la arena debajo de los adoquines en la Haya, las bicicletas por doquier, el respeto dentro de un hormigero de ruedas y piernas, el bosque en mitad de la Haya, el olor a chocolate de Bruselas, las tres x de Amsterdam Vice City, una ciudad sujeta con grapas, por supuesto, la felicidad del reencuentro con mi amiga Victoria Ascaso, gran fotógrafa, artista, anfitriona y persona en general y, en definitiva, la oxigenación mental de las vacaciones.




Y esque dedicandote a este mundillo a veces me siento en el limbo del trabajo: Nunca estás realmente trabajando, porque lo que haces te gusta (y no te reporta demasiado dinero) y nunca estás realmente desempleado, porque siempre, siempre, hay algo que hacer.


Asi que ahora, sabiendo que existen las vacaciones, trabajaré mas a gusto en mi vida (Mas me vale, porque tengo una deuda contraida a pagar en Julio, o un amigo me sustraerá una libra de carne cabal cerca de mi corazón, como Shylock (¿Se escribía asi?)(¿Se pueden poner paréntesis dentro de otros paréntesis?) del Mercader de Venecia).


Pero centrémonos en el aspecto actoral, que aun siendo vacaciones, ha existido, en dos formas principales:


La primera es un estupendo book fotográfico, éste si, profesional, en estudio y con estudio, que Victoria me disparó durante unas cuantas horas y que en breve mostraré en el blog. ¡Por fin!




La otra fué... bueno, cuento la historia desde el principio: Me llevé en el equipaje el traje de Metromán, para sacarme algunas fotos en la Haya y en un momento,me dije"¡Que coño! Les voy a regalar una actuación a las acogedoras artistas, españolas o no, que habitan en esta alejada parcela del mundo". Y asi fué: Organizamos un bolo en la casa de mi amiga, habilitando el salón, con Eduardo (mi compañero de viaje) lanzando la música desde un ordenador, con Vic cambiando a mano los filtros de un foco de fotografía y con Marina (compañera de piso de Victoria) ayudándome a traducir e imprimir el texto en inglés, para que los no hispanoparlantes pudiesen seguir la actuación.


Toda una experiencia: Teatro Tacastrófico se ha vuelto internacional.


Nos vemos en la próxima actuación, ésta vez, en la recién inaugurada "Sala de Abajo".





Gracias, como siempre, por leerme.

1 comentario:

  1. Bien, bien, así me gusta!!!
    Una lástima perdernos la actuación de metromán!
    Un abrazo desde las coles de bruselas, Sr. Castro

    ResponderEliminar